Impuesto a las Sociedades - Servicios Contables en Costa Rica

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Impuesto a las Sociedades

Etiquetas

El Registro Nacional, que es el encargado de administrar el tributo, firmó un convenio con el Banco de Costa Rica, lo cual permitirá que, a partir del próximo lunes 2 de abril, el pago se pueda hacer en todas las oficinas de ese ente financiero o por medio de la página web www.bancobcr.com.
El único dato que debe aportar el cliente es el número de cédula jurídica de la sociedad.
Sobre el impuesto. Según la ley que dio vida al tributo, publicada el 27 de diciembre pasado, en el Alcance Digital N.º 111-A, el impuesto se aplicará sobre las sociedades mercantiles (incluye las sociedades anónimas), así como a toda sucursal de una sociedad extranjera o su representante y empresas individuales de responsabilidad limitada que se encuentren inscritas o que, en adelante, se inscriban en el Registro Nacional.

Según un corte a febrero pasado, 575.657 sociedades y casas extranjeras deben tributar.

El impuesto equivale a un 50% de un salario base mensual (en este momento ¢180.300 ) para las entidades activas y de 25% para las inactivas (serían ¢90.150).

No obstante, como la ley entrará a regir en abril, solo por este año se aplicará un monto menor: ¢135.225 para las activas y la mitad para las inactivas (¢67.612,50).

Activas e inactivas. París explicó que la definición de qué son sociedades activas e inactivas depende de la resolución de la Dirección General de Tributación.

Consultado, el director general de Tributación, Francisco Villalobos, sobre cuándo emitirán esta resolución, explicó que esperaban que el reglamento señalara que ellos son la “autoridad tributaria” a la cual se refiere la ley de este impuesto y que, por lo tanto, les corresponde emitir esta resolución.

Detalló que Tributación entiende por sociedades activas a las que están dedicadas a actividades comerciales, entendidas estas como actividades económicas en general, incluyendo actividades empresariales y profesionales, así como aquellas que sean titulares de bienes y derechos.

Mientras que las inactivas son las que no realizan actividades económicas o que no sean titulares de bienes o derechos.

El Registro Nacional habilitará un sistema de consulta en su página web www.rnpdigital.com para que el contribuyente verifique si se encuentra al día con el pago del nuevo impuesto.

Aquellas personas que no paguen el tributo por tres años consecutivos se exponen a la disolución de la sociedad.

Las reglas del impuesto

Dudas

Respuestas

¿En qué momento y a quién debe pagarse el impuesto a las sociedades anónimas?

Debe ser pagado en enero de cada año al Registro Nacional, pero en 2012 se cobrará en abril.

¿De cuánto es el impuesto para las sociedades mercantiles, las sucursales extranjeras?

50% de un salario base de para sociedades activas (¢180.000) y 25% para inactivas (¢90.000).

¿Este año de cuánto será el cobro correspondiente al nuevo impuesto?

Para sociedades activas, ¢135.000 y para inactivas, ¢68.000, porque se cobrarán nueve meses.

¿Habrá un período de gracia para desinscribir las sociedades sin tener que pagar?

La Ley prevé tres meses de plazo, a partir del 1.° de abril, para disolver las sociedades.

¿Qué es una sociedad inactiva (las cuales deben pagar un impuesto menor)

Son las que no tienen operación comercial y que están inscritas como inactivas ante Tributación.

Las micros y pequeñas empresas ¿deben pagar también este nuevo impuesto?

No deben pagar, siempre que estén activas e inscritas ante el MEIC y ante Tributación.

¿Cuánto cuesta deshacer Una sociedad mercantil en términos de honorarios profesionales?

La tarifa mínima es de ¢75.000 en honorarios, de acuerdo con el Colegio de Abogados.

¿Qué pasa si una sociedad no paga el impuesto establecido en la legislación?

Además de multas y cobros, no podrá contratar con el Estado y podría ser disuelta.

El primer pago anual del nuevo impuesto a las sociedades anónimas se cobrará durante el mes de abril, confirmaron ayer los ministerios de Hacienda y Justicia.

El Registro Nacional, cuya sede central está en Curridabat (San José), se encargará de la recaudación y fiscalización del nuevo impuesto a las personas jurídicas aprobado por el Congreso.

Este año, el cobro será de ¢135.000 para las personas jurídicas activas y de ¢68.000 para las inactivas (las que no tengan operaciones comerciales y que se hayan declarado inactivas ante la Dirección General de Tributación).

A partir del 2013, el impuesto anual equivaldrá a ¢180.000 para las sociedades activas y a ¢90.000 para las inactivas (el 50% y el 25% del salario base mensual de un oficinista, respectivamente). Además, deberá ser cancelado en el mes de enero.

El tributo será menor en el 2012 porque la Ley de Impuesto a las Personas Jurídicas entrará a regir el 1.° de abril y, en consecuencia, el Gobierno solo puede cobrar el equivalente a nueve meses.

Del cobro de este nuevo gravamen se encargará el Registro Nacional, el cual está adscrito al Ministerio de Justicia.

El Ministerio de Hacienda calcula que el impuesto generará unos ¢35.000 millones anuales para invertir en planes de seguridad ciudadana y de combate a la delincuencia, aunque en el 2012 el monto se acercará a los ¢26.000 millones.

Este nuevo tributo lo aprobaron los diputados el año pasado. La presidenta Laura Chinchilla firmó la Ley el 27 de diciembre y ese mismo día fue publicada en La Gaceta Digital. Según el texto, la norma entra a regir tres meses después de su promulgación.

Período de gracia. A partir del 1.° de abril, los dueños de personas jurídicas tendrán tres meses de gracia para desinscribir sus sociedades ante el Registro sin tener que pagar el tributo.

Carlos Vargas y Ana Rodríguez, asesores legales del Ministerio de Hacienda, sostuvieron que, si cumplido ese período de gracia las sociedades no han sido disueltas, sus propietarios tendrán que pagar el impuesto junto con una multa.

Por su parte, el ministro de Justicia, Hernando París, consideró extraño que la legislación ordene a todas las personas jurídicas cancelar el tributo en un plazo de 30 días, pero otorgue tiempo hasta finales de junio para desinscribirse y no tener que pagar.

¿Qué pasará cuando una sociedad no pague en los primeros 30 días?, se cuestionó el ministro. En su criterio, los dueños tendrán la obligación de informar al Registro de que llevan a cabo el trámite de desinscripción.

No obstante, París prevé que muchas personas procederán a deshacer sus sociedades desde antes de que entre a regir la Ley.

En el Registro Mercantil, existen 560.000 sociedades inscritas.

Según el Ministerio de Hacienda, el Registro espera una avalancha de disoluciones y de fusiones.

Estas últimas permiten unir varias sociedades en una mediante un solo acto, lo cual evita tener que pagar varias desinscripciones a un notario.

El Colegio de Abogados informó ayer de que el honorario mínimo que se cobra por una desinscripción asciende a ¢75.000.

Según el Colegio, esa tarifa también se aplica para la protocolización de renuncias a sociedades anónimas.

Del impuesto están exentas las micros y pequeñas empresas que estén activas e inscritas ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), además de inscritas como contribuyentes.

Posibilidad de renunciar. La ley también establece un plazo de 24 meses para que los representantes legales de las sociedades renuncien unilateralmente a estas sin tener que registrar el acto en los libros oficiales de la empresa, en caso de que carezcan de relación alguna con esta.

Lo podrán hacer mediante la presentación de una renuncia en el domicilio legal de la sociedad, la cual deberá ser presentada por un notario ante el Registro.

Para el ministro de Justicia, eso beneficiará a las personas que pusieron sus nombres para constituir sociedades que fueron creadas con el único objetivo de venderlas posteriormente.


 
Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal